Casi todo el mundo, sin excepción, nos preocupamos de nuestro peso, de nuestra presión arterial, de la condición de nuestra dentadura, e incluso hoy día de nuestro nivel de colesterol. No queremos engordar demasiado, perder nuestra dentadura o tener un ataque al corazón. Todo eso está en contradicción con ‘la buena vida’. Pero hay otras cosas que pueden ser tan perjudiciales para nuestra salud y vida como las mencionadas, y sin embargo no nos preocupamos tanto de ellas. Un ejemplo claro de eso seria la conducción de vehículos.

VER DETALLES

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web