La comunicación visual juega un papel protagónico cuando vas a vender tus habilidades a una empresa, es decir, cuando estás en la búsqueda de empleo. Pero, lo que comunicas es muy diferente a lo que querías proyectar. Fíjate bien para que no cometas los típicos errores.

Lo más difícil a la hora de proyectar seguridad es lucir natural, por eso debes practicar para hacer de tu postura un hábito, así no tendrás que fingir.

Esto te va a servir para tus entrevistas de trabajo y para la vida cotidiana. Al saludar mira a los ojos y no a las mano, sonríe, a todos nos gusta tratar con gente amable y no mal encarada, muestra empatía. Al presentarte, di tu nombre claramente y deja a un lado la timidez, y por supuesto, no aprietes la mano, el pulgar debe embonar perfecto con el de tu interlocutor.

Para que otras personas confíen en ti, debes inspirar confianza, así que olvida la actitud de retraído, introvertido, enojón y altanero. Bájale al ego y muestra tu cortesía con todas las personas, no discrimines.

Tu mentón debe estar a 90 grados, nunca más arriba o proyectarás arrogancia.

Olvídate de la postura encorvada, porque mostrarás debilidad y desenfado. Debes relajarte para no parecer actuado. Al natural todo te saldrá mejor.

Y por último, lo clásico: hombros ligeramente hacia atrás y espalda recta, sí, sé que es difícil al principio, pero te acostumbrarás e irás por la vida con esa actitud de seguridad.

 

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

 

 

 

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web