Al tener una mascota  (cualquier animal que tenga empatía con los humanos)  se es más responsable, pues esa compañía depende de nosotros: el perro necesita salir a pasear para desestresarse y para hacer sus “ocupaciones”, mientras que el gato debe tener siempre comida en el plato y la caja de arena limpia. Y no olvidemos que cada uno, además, tiene que ser vacunado y recibir afecto.

La lista de las necesidades de cualquier mascota se extiende según sea el estilo de vida de su propietario. En la calle uno puede toparse con perros portando con elegancia o desfachatez chamarras o tutús, o con el artículo mínimo y obligado: el collar.

Conseguir una mascota es más fácil que hacerse responsable de ella, de ahí que varios perros y gatos se encuentren en las calles. Pero quien asume el compromiso de ser el dueño de su mascota, manifiesta su responsabilidad, y eso quiere decir que esa persona administra su tiempo y su dinero para darle lo mejor a su amigo y compañero de vida.

Cuando me preguntan por qué tengo mascotas (un perro y dos gatitas), además de responder que me hacen responsable, doy estas razones:

  1. Hacen trabajar. ¿Cómo podría mantenerlas sin llevar el dinero a casa? Tienes que conseguir un empleo para llevarle alimento, es tu responsabilidad.
  2. Compañía incondicional. Diógenes, filósofo de la antigua Grecia, dijo una de las frases más dichas por los amantes de los canes: “Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro”.
  3. Afecto infinito. Con ellos (mis animales) ha dejado de importarme si las muestras de afecto de la gente son sinceras. Una mascota siempre se alegrara de verte.
  4. Sencillez. Las mascotas sólo necesitan compañía y alimento para ser felices. ¿Y nosotros por qué nos hacemos necesitar de tanto?
  5. Cero frío. Un perro sobre la cama es como tener un cobertor electrónico, y un gato sobre la cama recuerda tanto a esos peluches que nos servían para calentarnos y para hacernos compañía.

La lista podría continuar, pero ¿por qué no la continúas tú adoptando a una mascota?

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Blog ESPACIO LABORAL

 

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web