ANUALMENTE MUEREN MAS NIÑOS a causa de accidentes que por enfermedades o trastornos congénitos.

¿Y, qué es lo que nosotros hacemos para evitarlo? Muy poco. Parece una paradoja que sean los padres precisamente quienes creen el peligro cuando ellos darían hasta la vida por ayudar a sus hijos y contribuir a su bienestar.

VER DETALLES

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web