caras-de-la-ira

Aunque muchos la denominan “negativa”, lo cierto es que la ira es  una emoción básica, totalmente normal y generalmente sana. Los problemas y el matiz destructivo viene cuando se nos va de las manos. De la misma manera que las otra emociones, la ira se acompaña de cambios corporales (taquicardia, incremento de la presión arterial, sudoración, etc.) que preparan al cuerpo para emitir una respuesta de lucha o de huida y se presenta cuando no conseguimos alguna meta o satisfacemos alguna necesidad.

Este estado emocional se caracterizada por sentimientos de enfado o enojo con distintos matices, que forman parte un continuo ira-hostilidad-agresividad. Aquí la hostilidad hace referencia a una actitud persistente de valoración negativa de, y hacia, los demás; y la agresividad se entendería como una conducta dirigida a causar daño en personas o cosas.

Continua leyendo el articulo completo en la Revista Digital ESPACIO LABORAL haciendo clic AQUI

 

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web