mental diabetes

El vínculo de influencia directa entre la esquizofrenia y la diabetes podría ser más alto de lo pensado, según un estudio realizado por el King’s College London.

“Las personas con esquizofrenia temprana se encuentran en un riesgo elevado de desarrollar diabetes, incluso considerando por separado los efectos de las drogas antipsicóticas, la dieta y el ejercicio”, describe el sumario de la investigación publicada por la revista JAMA Psyquiatry.

La asociación establecida entre la esquizofrenia y la diabetes responde a factores de predominancia en personas diagnosticadas con este trastorno mental. La publicación atiende al análisis de datos de 16 estudios realizados con una muestra de 713 pacientes con un primer episodio de esquizofrenia registrado y 614 individuos de la población general.

Los resultados de la investigación arrojaron dos observaciones principales:

  • Que los pacientes con esquizofrenia presentan altos niveles de glucosa en sangre (un indicador clínico de riesgo de diabetes), según el análisis de una serie de pruebas de sangre realizadas.
  • Que las personas con un primer episodio de esquizofrenia registrado muestran altos niveles de insulina en sangre y altos índices de resistencia a la insulina, otro indicador clínico que denota riesgo de desarrollar diabetes.

En conjunto, los hallazgos sugieren que los pacientes con esquizofrenia son más vulnerables ante el desarrollo de diabetes tipo 2 en comparación con los sujetos del grupo de control.

Las personas con esquizofrenia son 3 veces más propensas a desarrollar diabetes

La investigación, encabezada por el doctor Toby Pillinger del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencias del King’s College London, sugiere que las personas con esquizofrenia son tres veces más propensas a desarrollar diabetes que la población general debido a factores como:

  • El riesgo genético compartido
  • Riesgos de desarrollo compartidos, como el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer
  • El estrés asociado con el desarrollo de la esquizofrenia, que influye en los niveles de la hormona del estrés (cortisol) en la sangre, la cual también puede contribuir al desarrollo de la enfermedad.

De acuerdo con Pillinger, estas conclusiones son una voz de alerta acerca del creciente índice de mortalidad entre las personas con esquizofrenia, pero también son un llamado de atención para la medicina clínica.

“Considerando que algunas drogas antipsicóticas podrían incrementar el riesgo de sufrir diabetes en el futuro, los clínicos tienen la responsabilidad de seleccionar antipsicóticos apropiados en una dosis apropiada”, opina Pillinger.

“Nuestros resultados también sugieren que los pacientes deberían recibir una mejor educación acerca de la importancia de una dieta equilibrada y ejercicio físico, monitoreo y, cuando sea adecuado, cambios tempranos en su estilo de vida y tratamientos para combatir el riesgo de diabetes”.

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Blog ESPACIO LABORAL

Fuente: Science Daily | JAMA Psyquiatry

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web