¿En qué grado está nuestra personalidad determinada por la alineación de las estrellas el día en que nacemos?, ¿cómo hizo aquel adivino para predecir mi futuro con tanta exactitud?, ¿para qué tomamos tantas pastillas y remedios si la manipulación de la columna vertebral y el balance de la energía vital pueden solucionar todos nuestros problemas?

Aunque estos sistemas son considerados técnicamente pseudociencias, se puede realizar un análisis para responder a lo que parece ser la pregunta realmente importante acerca de estas teorías: ¿Por qué tantas personas creen en estas pseudociencias?

Aunque existe cierta evidencia de que las personas inteligentes son menos propensas a creer en teorías paranormales y supersticiones, afirmar que la ignorancia es la única razón por la que estas prácticas se mantienen hasta hoy en día parece ser una sobre-simplificación.

La ciencia nos brinda otras explicaciones más justas del cómo y por qué estos sistemas de creencias hacen mella en nuestro pensamiento racional, algunas de las cuales son:

Lenguaje ambiguo:

Las vibraciones fisiológicas son aquellas que construyen y mantienen sano al organismo. Con la utilización de MORA son devueltas a la persona, de una manera amplificada e inalterada, formándose de este modo el llamado circuito regulador bio-cibernético.”

¿Y eso con que se come? El lenguaje en jerga es ya una técnica refinada que se utiliza con el propósito de oscurecer sobre la temática y disfrazarla de ciencia. Se mezclan palabras y conceptos con tecnicismos de ciencias que en un principio ya son difíciles de entender, llegando al punto de neologismos que, ante el disgusto que provoca tener que admitir que no entendemos algo y quedar como idiotas, el sentido se pierde en la confusión y queda relegado a la interpretación libre de quien recibe el mensaje.

SE MEZCLAN PALABRAS Y CONCEPTOS CON TECNICISMOS DE CIENCIAS QUE EN UN PRINCIPIO YA SON DIFÍCILES DE ENTENDER, LLEGANDO AL PUNTO DE NEOLOGISMOS

El lenguaje es, según algunos expertos, la principal característica que nos diferencia de los animales y nuestra primordial herramienta para vivir en sociedad. La hemos desarrollado a tal punto que podemos inferir lo que el otro está diciendo por más precario que el mensaje sea pero hay quienes explotan esta capacidad deliberadamente en busca de beneficios.

Dentro del lenguaje ambiguo, encontramos un fenómeno más específicamente relacionado a la astrología, llamado Efecto Barnum (o Forer):

  • Usted tiene una tendencia a ser crítico.
  • Tienes una gran cantidad de potencial que todavía no has usado para tu completo desarrollo.
  • A veces es extrovertido, afable y sociable, mientras que otras veces es introvertido, cauteloso, reservado.

Estas son algunas de las idénticas descripciones que le fueron dadas de resultado a todo un grupo de universitarios, luego de que hubieran pasado por un “test de personalidad” del cual se ignoraron completamente las respuestas. La mayoría sintió que el test fue exitoso y los describía casi a la perfección.

El secreto de estas frases es su ambigüedad. Cuando se afirma que tiene “tendencia a ser crítico”, ¿Cuánto realmente es una “tendencia”?, ¿”crítico” en qué áreas de la vida específicamente? Esas parecen ser respuestas para que usted mismo las responda y no parte del trabajo del astrólogo. Estas expresiones son especialmente eficaces cuando dicen algo positivo acerca de nosotros (“gran potencial guardado”), porque tendemos a creer más en lo que queremos creer que en lo que nos muestra la evidencia. Otra herramienta de este engaño son las frases con doble o múltiple caras, como la enunciación acerca de lo extrovertido-introvertido que somos, puesto que nadie puede considerarse como uno de estos extremos durante todos los días, todo el día, esta frase le puede corresponder a todas las personas bajo el sol.

Negligencia a las probabilidades y saliencia de los eventos:

  • Dolores de cuello
  • Dolores en el hombro
  • Dolores de cabeza
  • Dolores de pecho
  • Dolores en la mandíbula
  • Deficiencias en el sistema cardiovascular
  • Poca energía
  • Problemas para dormir
  • Problemas urinarios
  • Falta de aire
  • Vértigo
  • Asma
  • Fatiga
  • Problemas en la presión arterial
  • Angina
  • Muerte

Estos son solo algunos de los síntomas que se sufren por una “subluxación vertebral” y pueden estar indicando que necesitas ir al quiropráctico (principalmente el último)… pero entonces, ¿Quién no lo necesita? La estrategia se basa en recitar rápidamente un gran número de padecimientos para que uno pueda identificarse con alguno de ellos dentro del gran abanico de posibilidades.

Usualmente un futurólogo, ya sea aquel que lee las palmas de la mano o una bola de cristal,  produce muchas predicciones y no solo una. Apartando el hecho de que estas también suelen ser enunciadas en formas ambiguas, si algunas de estas profecías llegaran a suceder resaltaría como un gran acierto de aquel adivino y no a una mera casualidad bastante probable, y provocaría que ignoremos todos los otros desaciertos cometidos. Este fenómeno es provocado por la “saliencia” del suceso, es decir, por cómo se distingue debido a una característica particular y de esta manera se hace más fácil para evocarlo en la memoria.

Además estas predicciones suelen ser eficaces por la vaguedad en cuanto al alcance. Imagínese que un “clarividente” le cuenta que usted “será testigo de un gran fuego, del cual no saldrá herido pero tal vez alguien en su familia si”. Esta es una expresión que puede causar mucha ansiedad, y que por la intensidad de la idea puede ser recordada por mucho tiempo. Si un familiar de su círculo interno fallece en un incendio una semana después del vaticinio uno podría pensar que ese adivino tenía poderes, pero ¿Y si sucede 30 años después, eso cuenta?, ¿y si se incendia la casa de sus vecinos, es lo suficientemente cerca?, ¿o su árbol de navidad a causa de las luces decorativas, es el fuego lo suficientemente “grande” para sea un acierto?

LA ESTRATEGIA SE BASA EN RECITAR RÁPIDAMENTE UN GRAN NÚMERO DE PADECIMIENTOS PARA QUE UNO PUEDA IDENTIFICARSE CON ALGUNO DE ELLOS

Tom Gilovich, psicólogo de la Universidad de Cornell, cuenta cómo una vez, un gran hombre de ciencia despertó en mitad de la noche aterrorizado a causa de una pesadilla en donde su padre moría. Lo primero que hizo fue ir a controlar que su padre todavía estuviese vivo… y lo estaba. Pero él se preguntó: “¿Qué hubiese ocurrido si mi padre hubiese muerto justo esa noche?”, lo cual es algo totalmente posible. En muchos de nuestros sueños participan personas cercanas a nosotros; y estas personas mueren, no es algo que deseamos, es simplemente el curso de la vida. Pero si estos dos eventos nos suceden en el mismo día, ¿Cuánta evidencia se necesitaría para contradecirnos de que nuestro sueños no son premonitorios?

Falacia post hoc ergo propter hoc:

Del latín, que significa “después de esto, entonces, a consecuencia de esto”, y como no puede faltar el Wiki-ejemplo:

“- El gallo siempre canta antes de que salga el Sol.

– Por lo tanto, el canto del gallo provoca que salga el Sol.”

Cualquier persona sabe que esto no es verdad y puede entender el error en esta lógica de pensamiento, pero entonces, si por cada vez que nos enfermamos también volvemos a la normalidad, ¿por qué le atribuimos la sanación del empacho a la oración realizada por la curandera vecina? Si todos los días existe la posibilidad de que algo malo nos suceda, ¿por qué presumimos que nuestras desgracias guardan alguna relación con haber roto un espejo o haber sacado tal o cual carta de un mazo arbitrariamente ilustrado?

Vulnerabilidad psicológica:

La mayoría de las veces que llevamos el auto al mecánico es porque algo no está funcionando. Lo mismo ocurre con nuestras visitas al médico; la gran mayoría de nuestras consultas son a causa de un padecimiento presente. Se puede inferir que quien recurre al Medium no lo hace para un control de difuntos, sino porque posee una necesidad inmediata: comunicarse con un ser querido. Y esta situación de deseo y fragilidad ayuda a crear los sesgos que fluyen en la dirección contraria a la razón.

Asimismo, muchas de las personas que recurren a la medicina alternativa lo hacen porque se encuentran desilusionados con los resultados de la medicina tradicional. Soportan una dolencia que necesita una respuesta, aunque esta no sea aprobada por la disciplina científica, si lo es por nuestro momentáneamente disminuido juicio crítico ante la desesperación.

 

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

Referencias bibliográficas:

  • Forer, B. R. (1949). «The fallacy of personal validation: A classroom demonstration of gullibility». Journal of Abnormal and Social Psychology 44 (1): 118-123.
  • Shermer, M. (2002). “Why People Believe Weird Things: Pseudoscience, Superstition, and Other Confusions of Our Time”. Holt Paperbacks.
  • Wiseman, R. (2011). Paranormality: Why we see what isn’t there. Pan Macmillan.
  • Gilovich, T. (2008). How we know what isn’t so. Simon and Schuster.
Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web