renunciar al trabajo

No importa si tu experiencia en tu puesto actual ha sido idílico o todo un tormento, no hay razón para que no salgas de la empresa con la frente en alto y tu dignidad intacta.

La transición laboral es siempre un proceso complejo y muchas veces tiene un sabor agridulce. Si bien la perspectiva de un cambio de aires es emocionante, con frecuencia resulta triste dejar atrás una etapa de nuestras vidas y a las personas que se quedan en ella.

Leer articulo completo dando clic Aquí en ESPACIO LABORAL

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web