Los equipos de alto rendimiento son aquellos que consiguen un buen nivel de resultados y además, saben mantener elevada la motivación y satisfacción dentro del grupo de trabajo. Son equipos bien cohesionados, donde hay una alta implicación de sus miembros e integración.

Los equipos de alto rendimiento son buscados por todos los ejecutivos de recursos humanos porque además, están muy enfocados en conseguir objetivos comunes que son beneficiosos para ellos y para la empresa; en pocas palabras, son el mejor camino hacia el éxito. Antes de dar algunos consejos sobre cómo lograr crear estos equipos de alto rendimiento, veamos qué los caracteriza.

Equipos de alto rendimiento: Principales características

Además de obtener buenos resultados a nivel de rendimiento, este tipo de equipos suelen tener varias características más en común; características que son muy interesantes pues no solo aseguran (o casi) el éxito en el entorno de la empresa, sino también en cualquier otro aspecto de la vida.

– Tienen metas claras: Todos los miembros comparten una profunda conciencia de cuál es el objetivo de su trabajo. Se deben mostrar comprometidos con la labor que están llevando a cabo y si lo consiguen es porque sienten un sincero deseo de alcanzar dichas metas.

– Los roles están bien definidos: El trabajo se desarrolla en equipo pero cada uno tiene su rol, con sus tareas y funciones específicas. Esto evita problemas entre los miembros del equipo y asegura que haya buena comunicación.

– Comunican de manera efectiva: Tienen canales de comunicación que usan con regularidad. Las bases de su comunicación son el respeto absoluto por los demás miembros y la agilidad en el método de comunicar.

– Son flexibles: Los mejores resultados derivan de una buena estrategia pero esta misma es flexible y esto da una gran capacidad de reacción a los equipos de alto rendimiento. Para de su flexibilidad viene dada también de la variedad del equipo en sí: profesionales con perfiles variados que tienen una visión propia y que por tanto, enriquece mucho el grupo.

– Tienen capacidad de decisión: Los equipos deben sentirse autónomos. No existe la continua presencia de un mandatario que controla cada paso que dan. Ellos mismos pueden decidir, tienen capacidad de maniobra.

– Creen en el reconocimiento: Cuando algo va mal, trabajan para solucionarlo  sin entrar en pánico; pero cuando va bien, se ven recompensados como unidad grupal y como individuos. Esto mantiene la motivación.

Cómo es el proceso de trabajo de los equipos de alto rendimiento

El proceso general de formación de un equipo de alto rendimiento consta de varias fases.

– Workshops de trabajo: Se puede empezar la selección de los miembros del equipo a través de una serie de workshops.
– Autoevaluación de competencias personales: A continuación, será importante evaluar las competencias personales y basar la prioridad en la diversidad de capacidades, para que el equipo sea lo más equilibrado posible.
– Planning de plan de acción para mejorar las dinámicas del equipo: Una vez se tienen los miembros elegidos y preparados para la acción, se debe empezar a planificar una serie de actividades para mejorar el personal de forma individual como grupal. Esto hará que se vaya creando un ambiente cohesionado.

– Coaching del equipo y el cumplimiento de sus planes: Se procede con simulaciones y juegos de empresa, entrenamientos en comunicación, liderazgo, toma de decisiones, simulacro de conflictos, se ejercitan algunas competencias claves de equipo, etc. Luego, se hace un seguimiento del equipo de los planes que se habían decidido poner en marcha en el punto anterior, para asegurar que el equipo esté dando los pasos adecuados para convertirse en un equipo de alto rendimiento.

Los beneficios de los equipos de alto rendimiento

Para el equipo, esto aumenta la rapidez en el aprendizaje y mejora la resistencia a los cambios. Además, como es de intuir, el clima laboral y la comunicación mejoran y la calidad de los resultados obtenidos es mucho mayor. De manera individual, los beneficios también son muchos ya que las personas pueden desarrollar sus habilidades para trabajar en equipos y mejoran su eficacia personal como profesionales. Asimismo, los individuos que conforman equipos de alto rendimiento son capaces de incrementar su motivación y se ven mucho más satisfechos en general con sus vidas.

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

 

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web