sufrimiento-en-terapia-696x462

Cuando una persona llega a terapia, entra por la puerta con un enorme sufrimiento a sus espaldas. Un sufrimiento global que se presenta bajo toda una variedad de síntomas, como desesperanza, impotencia, bajo ánimo, irritabilidad, ansiedad, etc. Éste suele ser muy intenso, pero en aquellas personas que evitan sus sentimientos, puede tomar formas más sutiles, como un síntoma psicosomático.

Además, al sufrimiento, suele sumársele que muchas veces se tratan a sí mismos negativamente, responsabilizándose de ese dolor que llevan. De esta forma, no solo llevan una herida, sino que esa herida se encuentra con una mirada dura y que juzga, haciéndola más grande e impidiendo que se exprese.

Continua leyendo el articulo completo en la Revista Digital ESPACIO LABORAL haciendo clic AQUI

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web