El término diamante deriva de la palabra griega adamas (‘invencible’) que seguramente era aplicada a cualquier roca dura, como el corindón. La primera referencia precisa e indiscutible se produce en la literatura romana en el siglo I d.C.

Los diamantes conocidos por los romanos debían de provenir de la India, que fue, hasta el siglo XVIII, la única fuente conocida de estas piedras preciosas.

Entre los diamantes famosos no por su historia pero si por su tamaño tenemos que destacar el diamante mayor en bruto que jamás se ha encontrado aunque de historia muy reciente.

Se dice que fue hallado en una inspección rutinaria por el superintendente Mr. Frederick Wells, quien al principio no se impresionó, probablemente pensado que podría tratarse de un enorme cristal. La piedra recibió el nombre de Cullinan en honor de quien inició los trabajos en la mina Premier.

Ningún particular podría permitirse el lujo de comprarlo, así es que la mina Premier accedió a venderlo al gobierno del Transvaal en 1907 por 150.000 libras, quien a su vez lo regaló a Eduardo VII en su sexagésimo cumpleaños. La renombrada firma Asher de Holanda fue la encargada de tallarlo.

La meta era eliminar inclusiones y conseguir las piedras más grandes posibles. El diamante fue estudiado durante varios meses, finalmente en febrero de 1908 fue exfoliado por Joseph Aasher el más prestigioso de la firma. Marcó primero por donde debía exfoliarse el diamante, colocó su cuchilla de acero en la muesca previamente hecha y dio un golpe con firmeza.

Al primer intento la hoja se rompió por la mitad y el diamante quedó intacto, al segundo intento y tras la tensión, el diamante se partió en dos. Finalmente se obtuvieron 9 piedras grandes y noventa y seis pequeñas.

El Cullinan I, pesa 520, 20 ct, perilla conocido como la Gran Estrella de África (fue hasta hace poco el diamante tallado más grande del mundo, ahora lo es el Golden Jubile de 545,67 ct, marrón fantasía, talla fantasía y pertenece al Rey de Thailandia desde 1966), se exhibe en la torre de Londres en el centro real. El Cullinan II pesa 317, 40 ct y es una talla cojín, está montado en la Corona Imperial junto al ” rubi” del Príncipe Negro y también se puede ver en el mismo lugar.

Los diamantes famosos están unidos también a personajes famosos Elizabeth Taylor lucía el diamante “Taylor Burton” una perilla de 69,42 ct, se dice que Jaqueline Onassis se encontraba entre la gente interesada en este diamante. El diamante fue vendido por Cartier a Richard Burton en 1.100.000 dolares. Cuando la unión entre Elizabeth Taylor y Richard Burton se rompió la actriz vendió el diamante triplicando su valor inicial.

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

 

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web