Cualquier imagen ayuda a recordar, por lo que incluir una foto en tu CV puede ayudar en gran medida a que el reclutador asocie todos esos datos en el papel a tu imagen, y sean memorizados especialmente en la decisión final.

Del mismo modo, no incluirla o incluir cualquiera que hallamos tomado de nuestras redes sociales puede dar a entender que se oculta algo o mostrar falta de interés por parte del candidato.

Te mostramos consejos y con ejemplos claros:

1- No uses imágenes de cuerpo entero.

Tiene que verse bien la cara, por lo que la foto tiene que ser tomada de hombros hacia arriba. No es aconsejable adjuntar una foto de cuerpo entero a no ser que tu CV sea un book de modelo.

2- No te hagas la foto en compañía.

Aunque pueda parecer raro, no es la primera vez que se adjunta una foto del candidato acompañado de amigos o familiares.

Los reclutadores tienen que saber quien eres tú, y nada más que tú.

 

3- No a los pixeles.

Es preferible que la imagen sea clara y nítida. Si vas a hacer la fotografía de manera casera, utiliza una cámara decente y envía el archivo en tamaño y extensión adecuado a cada website.

La iluminación para hacer la foto también es importante, utiliza sólo un punto de luz, y si es natural mejor que mejor.

4- No ocultes tu rostro.

Los reclutadores no se fijan en si eres  una reina de la belleza.

Recuerda que la foto complementa la profesionalidad y experiencia que los datos de tu currículum reflejan en texto.

Entonces, ¿por qué ocultarte bajo gafas de sol o una gorra?

 

5- No  a los recortes.

Muchas veces la prisa o la falta de tiempo, nos hace elegir cualquier foto de las redes sociales y a recortarla para que “intente” parecer una foto de carné.

Recortar una imagen, hace que su disminuya su calidad. Es preferible dedicarle una poco de tiempo y hacer una foto específicamente para el currículum que muestre que tipo de profesional  eres.

6- No te disfraces.

El puesto de trabajo al que quieres acceder debe reflejarse en tu foto, pero siempre siendo natural.

No utilices ropa rota, sucia o demasiado arrugada, e intenta que no se vean nombre de marcas o logotipos.

Lo mejor es ropa clara y sin estampados. El peinado y maquillaje debe ser natural.


7- No a tus fotos de la infancia

Tu foto debe ser reciente.

Tiene que concordar con el currículum enviado y el momento actual, de modo que, cuando vayas a la entrevista personal te reconozcan fácilmente por la foto de tu currículum, y evitar así la incómoda pregunta de “¿Este eres tú?”.

Si has cambiado tu corte o color de pelo, te has afeitado o dejado barba (en caso de ser hombre), actualiza tu foto para que los reclutadores tengan una imagen más real.

 

8- No a los fondos de colores o paisajes.

Además de cuidar nuestra imagen, cara, vestimenta, luz, debes vigilar lo que aparece a tus espaldas. No uses la foto de tu CV para mostrar la última playa que visitaste en tus vacaciones.

Es preferible un fondo blanco o grisáeceo, aunque últimamente cada vez se ven más, especialmente en perfiles públicos profesionales los fondos desenfocados.

 

9- No uses avatares.

Todos sabemos que molan mucho y están muy bien pero para determinadas redes sociales o comunidades.

Utiliza fotos reales (y actualizadas) tuyas.

¡Lo último!

10- ¡Sonríe!

Una sonrisa siempre abre muchas puertas.

Aunque ojo, no te pases hasta que se vea la última muela.

Lo importante es estar relajado cuando te haces la fotografía, y así conseguirás una imagen natural y la sonrisa saldrá sola.

Una imagen vale más que mil palabras, así que nuestro consejo es que tu currículum, tenga una foto y que sea adecuada a tu formación, experiencia y al puesto que vas a solicitar.

Cuentanos ¿Quieres que la foto de tu CV sea profesional?

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web