sueno

A todos nos ha pasado: llegamos a la oficina, nos sentamos frente al ordenador y el sueño comienza a hacer de las suyas.

 

Puede que tengas un sinfín de pendientes que entregar, pero no hay nada que hagas para que tu cuerpo reaccione, se despierte y te permita ser una persona productiva en lo que queda de día.

Ver articulo completo haciendo clic Aquí en ESPACIO LABORAL

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web