Sabemos que piensas que buscar trabajo no es lo más emocionante del mundo: ¿a quién le parece divertido redactar su currículo, ponerle diseño, enviarlo a los reclutadores, esperar a que le llamen, ir nervioso a las entrevistas y por fin ser contratado?

Sin embargo, también sabemos que reírnos de nosotros mismos es de las mejores cosas que podemos hacer siempre. Así que enlistamos 5 momentos en los que las expectativas y la realidad no son lo esperado.

Cuando tu CV no es tan perfecto como creías

El primer error que puede tener tu currículum es que sea demasiado largo. Los reclutadores no tienen tiempo para leer más de 1 o 2 hojas de tu vida. ¿Por qué? Porque reciben muchas solicitudes y deben –o al menos eso creemos– leer con detenimiento cada una de ellas. Si quieres que tu CV tenga una buena primera impresión, sé buen candidato y envía un documento breve.

Aquí tienes todos los consejos para hacer un currículo ganador.

Cuando ya no llaman ni contestan los whats

 

Fuiste a entrevista y después de platicar con el reclutador sientes que el puesto es prácticamente tuyo. Hablaste, argumentaste, explicaste y notaste cómo el de Recursos Humanos quedaba impresionado.

Pero después de unos días esa seguridad ya no es la misma: al celular llegan mensajes y llamadas de todos menos de la empresa en la que te veías trabajando. ¿Qué pasó?

Tal vez te faltó dominar las 7 preguntas básicas de una entrevista de trabajo.

De la felicidad a la infelicidad sólo hay un jefe de distancia

 

Llegas con planes, con ideas, con frescura y con una sonrisa a tu nuevo trabajo. ¡Ah, qué felicidad! Y unos días/meses después todo eso quedó en quimera. ¿Por qué?

Pasó que igual y no hubo química con tu jefe o jefa y no supiste cómo sobrellevar las cosas, hasta el punto en el que piensas cambiar (una vez más) de empleo. Antes de tomar esa decisión puedes intentar este hábito.

Con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero y…

 

Para muchos la quincena es supervivencia: la vida es cara y breve y, por si fuera poco, estresante. Entonces cuando llega la nómina tu sonrisa brilla a su máximo esplendor, y días más tarde brilla pero por su ausencia.

La idea es que sepas administrar con inteligencia tu dinero y estos consejos serán tus mejores aliados.

La vida equilibrada que siempre soñaste

En un mundo ideal los días de 24 horas alcanzan para dormir, alimentarte saludablemente, hacer ejercicio, ver los atardeceres, convivir con tus amigos, romancear, aprender algo nuevo, pasear, divertirte, leer, ver Netflix, actualizar Facebook, actualizar tu currículum, tuitear, cenar con la familia, entrar al blog de OCCMundial, etcétera. En el mundo real no entiendes por qué trabajas y trabajas y trabajas y los pendientes siguen y siguen y siguen. ¿Por qué eres así? Debes administrar con más inteligencia tu tiempo. Hazlo desde hoy.

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web