La vida se mide con resultados, es un hecho, tanto en la vida personal como en la vida laboral. Al olvidarte de tus metas, tus resultados quedarán rezagados y por ende no tendrás crecimiento. Quien da resultados no pone excusas ¿Qué tienes qué hacer? ¿Saber a dónde quieres llegar?

Tu meta es ser feliz en la vida, tener mucho dinero, pero sabes qué es ser feliz,  sabes cuánto es mucho dinero, qué es tener éxito. Esos conceptos son relativos, primero identifica a detalle qué anhelas.

Quiero tener un cuerpazo ¿qué significa tener un cuerpazo? vientre plano, músculos definidos, condición física, piel suave, etc. Entonces tengo que ir al gimnasio, cuidar mi alimentación, acudir al médico, revisar mi estado de salud, etc.

El reto es ser específico y tener claro qué tienes qué hacer para poder alinea tus metas, para tener los motivos y el camino que te lleven a lograrlo. De repente te das cuenta que tienes 40 años y no lograste nada, de ahí vienen los conflictos laborales, económicos y familiares. ¡Cuidado!

Revisemos las estadísticas

16% de las personas viven su sueño de la adolescencia, deseabas ser veterinario, arquitecto, empresario y lo consiguieron.

22% están trabajando en algo que no querían. Se olvidaron de dar resultados a sus metas

Lo que es una realidad, es que conforme va pasando la vida vas renunciando a lo que te hace vibrar, por ejemplo, conformarte con un empleo que no te apasiona, no te mueve y lo sufres, caes en la apatía y no tendrás resultados.

Sigue estos pasos para aclarar tus metas, buscar el camino y hacer vibrar tu vida como cuando tenías 12 años.

¿Pasos para aterrizar tus metas?

  • Hazte responsable de tus resultados, lo que te pasa en tu vida es tu responsabilidad: tu empleo, tu pareja, tu felicidad, tu salud.
  • Las metas se logran con el alma (mente, aprendizaje, fracasos, pasión, ganas)
  • Conéctate con tus emociones, crea, y pon esfuerzo. ¡Quítate la flojera! aprende a comunicarte contigo y recibirás lo que pides.
  • Define clara y específicamente lo que quieres lograr, tener o hacer. Qué quieres cosechar.
  • Escribe tus metas y haz un plan (Ir al nutriólogo, emprender el negocio de autos, entrar a trabajar a “x” empresa con el puesto de Gerente.
  • Rodéate de personas que te aporten algo, porque te convertirás en eso. (Te rodeas de gente floja o emprendedora y confiable). Incorpora a personas que ya tengan el éxito que tú quieres.
  • Qué tienes qué aprender a hacer para lograrlo

“Somos lo que hacemos repetidamente”  así está programado nuestro cerebro desde niños. No te acostumbres a postergar, no te acostumbres a dormir esos 5 minutos más, a llegar tarde. Cuida tus hábitos.

No podemos dejar a un lado los obstáculos que te vas a encontrar, así es, no todo es color de rosa, prepárate con un plan B para no frustrarte en el camino. Prepara tu maleta antes de iniciar el viaje, así tendrás mejores herramientas para salir a flote y no abandonar tus metas por la decepción.

Aunque te falte mucho camino, voltea a ver hasta dónde has logrado y las mini-metas que conseguiste, festéjalo, agradece y reconoce tu esfuerzo, competencias y habilidades. Nada es fácil, no te engañes.

Editor: Francisco Gonzalez Delgado

Portal de Empleo ESPACIO LABORAL

Blog ESPACIO LABORAL

Visita el portal principal de la comunidad en www.espaciolaboral.org te esperamos

Calificacion del articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio Web